Blogosfera canaria

Fotoactivismo

Insurgencia

Libros recomendados

Perlas informativas

¿Qué leer?

Documentales

Contador

Free counter and web stats

Nos leen ahora
site statistics

Recomendamos

  • Mejor con Firefox

« Unelco vuelve a provocar el caos en La Gomera y en El Hierro por el viento. | Inicio | Mis conclusiones y opinión sobre el Plenario de Asamblea X Tenerife. »

21/01/2008

Comentarios

GHOMARA

JOSE CARLOS MAURICIO, EL MAYOR CHORIZO QUE HA PARIDO CANARIAS.


Declaraciones de José Carlos Mauricio, a María Antonia Iglesias
del periódico El País: Se desborda, sin poderlo evitar, desde la primera pregunta. No parece percibir el paso del tiempo. Intenta persuadirnos de que ha alcanzado el nirvana de la indiferencia y el desprecio de la gloria, que sólo toca, ahora, al final de su vida política. La displicencia y el desinterés que aparenta son como dos gotas de amargura que le hubieran saciado la sed en la travesía del desierto.

- María Antonia Iglesias: Usted ha sido, durante casi toda la legislatura, la muleta más segura en la que ha podido apoyase Aznar. Pero ese apoyo le ha resultado más que rentable, ¿no?

- José Carlos Mauricio: Pues sí, lo reconozco... Nosotros hicimos un pacto con Aznar, entre otras cosas porque teníamos un proyecto claro de lo que queríamos para Canarias y de cómo entendíamos España. Y ese pacto ha funcionado a la perfección, menos al final, con e! Incidente de la Ley de Extranjería. Desde luego, para nosotros, y para Canarias, ha sido rentable invertir en Aznar, apostar por Aznar. Yo fui e! Primero que utilizó el término "centro reformista", y le dejé claro a Aznar que mientras se moviera en ese espacio tendría nuestro apoyo y que dejaría de tenerlo si se desplazaba hacia las posiciones de la derecha conservadora.

- M.A.I.: Muchos de los que le hemos conocido como el delfín de Carrillo, en la época del eurocomunismo, nos hacíamos cruces al verle apoyando a un Gobierno de la derecha.

- J.C.M.: ¡Bueno, bueno! Para empezar, nunca fui el delfín de Carrillo. Eso es algo que se dijo a raíz de una reunión del Comité Central del PCE en la que se decidió aceptar la bandera española, y en la que yo jugué un papel muy importante, porque me tocó presidirlo. Estaba a la derecha de Carrillo y fue entonces cuando se dijo que yo era el delfín. Yo, como muchos jóvenes de aquella época, milité en el PCE porque era el mejor instrumento para combatir la dictadura y un elemento decisivo para que la transición fuera posible y fuera pacífica. Luego, el PCE cometió el error de no seguir por ese camino, y muchos no colaboramos con el error y buscamos otros caminos. Pero quiero precisar, para no dar crédito a interpretaciones torcidas, que yo no me fui del PCE; lo que hice fue reconvertir el Partido Comunista de Canarias en ICAN.

- M.A.I.: Pero usted está apoyando a la derecha para que la derecha gobierne. Resulta asombrosa esa facilidad suya para cabalgar por encima de las ideologías.

- J.C.M.: ¡Yo no he votado en el Parlamento en estos cuatro años nada que estuviera en contra de mi conciencia! Yo me formé, en mi época del PCE, en la negociación con los reformistas del régimen, que eran bastante peores que los reformistas de ahora, y la experiencia fue magnífica. Ahora creo que se está haciendo en España una segunda transición en la que estábamos siendo repescados los que no hicimos la primera, los que no decidimos. ¿Qué quiere usted que haga, que espere a que los socialistas, que han cometido errores gravísimos, vuelvan a gobernar España para que Canarias pueda lograr la solución de sus problemas? ¡Por favor! ¿Repugnancia? ¡Ninguna! Creo que las políticas tienen que ser juzgadas en función de lo que beneficien, o no, al conjunto de los ciudadanos. Y le puedo asegurar que a Canarias le ha venido extraordinariamente bien, y a las clases populares canarias también, el pacto con el PP. Y cuando en España gobierne otra vez intentaremos pactar con el PSOE los mismos beneficios para Canarias. ¿Que hemos ayudado a consolidar la derecha? Yo diría que hemos contribuido a que la derecha se centre.

- M.A.I.: Pues le aseguro que su trayectoria política sigue desconcertando a mucha gente.

- J.C.M.: Pues yo le respondo a usted que muchas de las cosas que está haciendo Aznar ya las podía haber hecho Felipe González, y mejor le hubiera ido a él y a este país. Yo me siento mucho más lejos de las políticas de derechas que hacía Solchaga que de las políticas de centro que hace el PP ahora. Lo que importa son los resultados de la política. Y Canarias no puede esperar. Nadie piensa en nosotros, nadie elabora una política para nosotros. Eso de que la distancia es el olvido es una gran verdad.

- M.A.I.: Huy! Si nos vamos al terreno de las grandes verdades, nos vamos a tropezar con una bastante comprobada: que la izquierda, de la que usted asegura no haber abdicado, y la opción nacionalista, desde la que usted hace política ahora, se repelen.

- J.C.M.: Bien. En los años setenta, la gente de izquierda de aquí, de Canarias, elaboramos un proyecto que sigue siendo válido. Y eso nos ha costado un serio esfuerzo, porque ese proyecto de unas Canarias solidarias pero autónomas, pero europeas, que sea la punta sur de Europa, fue derrotado en los años setenta por una alternativa tercermundista e independentista que fue Unión del Pueblo Canario. Nosotros somos nacionalistas, pero dentro de la Constitución, a diferencia de vascos y catalanes, que nunca se han sentido realmente integrados en un proyecto español. Nosotros, Coalición Canaria, rechazamos el tratamiento que hasta ahora se nos ha dado de pueblo marginado y subalterno, porque nos sentimos españoles y europeos. Mire... en 1979, el PCE de Canarias se definió por la defensa de Canarias como nacionalidad, dentro de la Constitución. Y yo no me he movido ni un milímetro de esa posición para construir el proyecto de un nacionalismo canario que dé respuesta a...

- M.A.I.: ¿A la medida de sus ambiciones políticas? ¿A un nacionalismo inventado para arrancar los votos del agravio?(Fragmentos del reportaje "Memoria de un quincallero", de pronta aparición en las páginas de Canarias semanal)

"Un antiguo dirigente del PCC ya fallecido decía con cierta amargura, que si se pretendiera buscar un paralelismo para José Carlos Mauricio entre los personajes de la mitología griega este sin duda correspondería a la del dios Saturno, devorador de sus propios hijos. El símil no es, sin embargo, del todo exacto. En cierta forma el mitológico Saturno engullía a sus retoños para evitar que estos le sucedieran. Y aunque la trayectoria política del ex dirigente canario reboza de abundantes damnificados, una buena parte de los mismos desaparecieron del escenario político no porque compitieran con él en el desempeño de la máxima responsabilidad de la organización de la que se tratara, sino simplemente porque por una razón u otra, habían dejado serle útiles para la conssumacion de sus propias ambiciones."

"José Carlos Mauricio nació 1941. Hace, pues, casi 66 años. Aunque su madre lo trajo al mundo en la ciudad norteña de Gáldar, pronto su familia se ubicó en el selecto barrio de Vegueta.

Según puede recogerse en las todavía en las hemerotecas, en 1936 los Mauricio, como la mayoría de las familias de la burguesía grancanaria, no dudaron en ponerse al servicio de los militares insurrectos el 18 de Julio de ese año. Los facciosos tomaron la sede del Gobierno militar y acompañados con el aplauso unánime de la burguesia local, emprendieron una de la mayores operaciones de "limpieza social" que ha conocido la historia de Canarias".

"José Carlos fue educado en el Colegio de San Ignacio de Loyola, que regentaban los reverendos padres jesuitas. La Compañía de Jesús tenia como función, explícitamente reconocida por ellos mismos, la preparación de los vástagos de las clases sociales poderosas de la isla. No pocos de los políticos y profesionales, que en la actualidad detentan importantes funciones en el aparato de la administración autonómica recibieron sus primer aprendizaje en las aulas de los legionarios de San Ignacio.

"En un contundente y controvertido contraste con el resto de sus hermanos, el joven José Carlos llamaba la atención por su atrayente apariencia física. Alto y bien parecido concitaba los deseos de no pocas jóvenes casaderas del entorno del viejo barrio de Vegueta. Pero, sin embargo, a diferencia de los adolescentes de la época no se caracterizó especialmente el futuro líder político por los "juegos de cetrería", como entonces se conocía entre las clases pudientes de la Isla al flirteo y persecución amorosa..."

"Hay quienes aventuran la conjetura de que las veleidades izquierdistas de muchos jóvenes canarios pertenecientes a la burguesía agraria de las islas, respondió al cambio de ciclo económico que en la década de los sesenta provocó una gran mutacion en la estructura de clases del Archipiélago. Los sectores tradicionalmente dominantes en la sociedad canaria perdieron una parte considerable de su poder económico y de su prestigio social. Los jóvenes vástagos de esas familias encontrarían en la actividad política clandestina - en fulgurante ascenso en años sesenta - la posibilidad de recobrar el brillo social perdido. Ello explicaría que algunos de los primogénitos o descendientes de las familias hegemónicas en el Archipiélago en los años del temprano postfranquismo - Viéitez (Los Espuelas), Betancor, Mauricio, Bonny y otros - jugaran tan importante rol en la oposición antifranquista en las postrimerías de la dictadura".
"MEMORIA DE UN QUINCALLERO" - J.C.M.: ¡No, no, no! ¡Si nosotros nunca hemos ido a Madrid a hablar de agravios! ¡Hemos ido a Madrid a pedir y a exigir soluciones a nuestro abandono histórico en inversiones, en infraestructuras, en educación! ¿Es que hay alguien que crea que se puede montar un experimento político que sea capaz de convertirse en la primera fuerza política en Canarias si no responde a algo sólido? Mire, el pueblo no es tonto, y ese pueblo sabe que necesita el instrumento político que hoy representa Coalición Canaria. Nosotros hemos evitado que todos esos sentimientos fraguaran en un nacionalismo de izquierdas o radical, como el vasco o el catalán.

- M.A.I.: O sea, que usted se ha inventado un nacionalismo light de derechas, cómodo para el Gobierno.

- J.C.M.: ¡Es un nacionalismo de la mayoría del pueblo canario, no se le olvide que somos mayoritarios! Que sea de derechas o de izquierdas no es lo que importa; lo esencial es que tiene un contenido de progreso social como no tiene ninguna otra comunidad española. Nosotros hacemos una política de centro, un nacionalismo que...

NO FUI MINISTRO PORQUE NO QUISE

- M.A.I.: Que a usted le ha asegurado una importante plaza parlamentaria en Madrid.

- J.C.M.: ¡Ya! ¡Insiste usted en lo de mi ambición personal! Pues le diré, aunque no se lo crea, que no me queda ninguna ambición que cumplir. ¡Si fuera ambicioso aspiraría a otras cosas! Y, bueno, ya sé que ridiculizar a los políticos canarios es un deporte muy común entre la gente de la Península, que siempre nos han visto como algo patético, un poco tontos. Ustedes nos han visto con mezquindad, y ésa ha sido su equivocación. La verdad es que yo he hecho muy poco por explicarme, porque a mi me importa que me entienda, mi gente y nada mas. ¿Ambición personal? ¡Qué dice usted, si yo podía ser ministro y no lo soy porque no he querido! Yo no quiero nada de la política española: hace mucho tiempo que decidí que el compromiso es con mi sociedad. Yo, aunque no se lo crea, no voy a pasar de portavoz parlamentario de Canarias, aunque me tientan para ser más cosas y más altas.

- M.A.I.: ¿Más? Pero ¡si hasta los empresarios próximos al PP prefieren entenderse con usted que con su propio partido!

- J.C.M.: Eso sí que es cierto. Por una razón evidente: yo soy representante de Canarias en Madrid. Y los empresarios canarios piensan que tengo una influencia importante en el Gobierno de España y que sus problemas se los resuelvo yo mejor que los representantes del PP. Esa imagen se ha extendido ampliamente en Cananas y es precisamente lo que desespera al PP de Canarias.

- M.A.I.: Es usted el conseguidor cerca de Aznar, ¿no?

- J.C.M.: Sí, sí, claro que soy el Conseguidor cerca de Aznar, del Poder de Madrid. Y, desde luego, si no fuera el conseguidor, los empresarios no estarían conmigo como lo están. Eso lo tengo más que claro, no lo dude.

- M.A.I.: Lo que dudo es que usted le haya podido convencer a Aznar de que se puede seguir siendo el conseguidor de sus favores y, al final, le deje usted colgado de la brocha con la Ley de Extranjería.. .

- J.C.M.: Es que la correspondencia debe ser siempre ajustada a lo que se pacta! Pero cuando llega la Ley de Extranjería nos encontramos con un verdadero drama. Nosotros no queríamos votar contra el Gobierno de Aznar, se lo digo sinceramente, porque me parecía mal romper en el último momento. Para nosotros, la Ley de Extranjería era algo sustancial, porque hemos trabajado mucho en la política de inmigración, que para Canarias es muy importante por. Nuestra relación con África, con Marruecos. Es verdad que es necesario un control de fronteras, una política de cooperación para fijar la población en los países de origen de la emigración. Pero tengo claro que España no puede comportarse como un país racista, y cuando en el Senado le dieron la vuelta a la ley, yo he dicho que no podía votar eso. Pero Aznar no es de los que aceptan fácilmente un "no" como respuesta. Pues sí, la verdad es que no fue fácil. Pero también tengo que decir que yo tengo una buena relación con el presidente del Gobierno y que nunca me ha amenazado; en ningún momento me ha presionado más allá de lo admisible. El me dijo que no podía presentarse en Europa con esa ley que se iba a aprobar y yo le dije que no podía presentar me ante mi conciencia con la reforma que él pretendía llevar a cabo. En fin, yo noté cuando Aznar me planteó que iba a considerar como un conflicto grave, muy grave, nuestro voto en contra; lo dijo con esa firmeza que él tiene y que impresiona. Sabe decir las cosas sin utilizar un tono subido, pero con una firmeza de acero. Pero creo que él se sorprendió de que yo utilizara el mismo tono para decirle que no podía ser. Y cuando lo que yo esperaba era una reacción irritada, de gobernante poderoso y contrariado me encontré fue una reacción dialogante y una última petición: "Haz lo que puedas". Yo vi a dos Aznar diferentes.

- M.A.I.: El que enseña los dientes y el que se conforma ante lo inevitable, ¿no?

- J.C.M.: No, no me enseñó los dientes, porque él había susurrado. No le vi los dientes, pero sí le vi duro, vi al Aznar que tanto impresiona a los ministros y a la gente con la que trabaja. Pero luego me demostró que tiene cintura política, que no practica la política de tierra quemada.

- M.A.I.: Por lo que pueda pasar. Por si le vuelve a necesitar a usted en el futuro , ¿no?

- J.C.M.: ¡Si nos necesita, claro! Porque si no nos necesitara, nos olvidaría; eso está más claro que el agua. Pero eso pasa con todos los que llegan a la presidencia del Gobierno; lo tengo asumido desde el principio.

- M.A.I.: Me imagino que después de esta experiencia de la Ley de Extranjería tendrá usted alguna dificultad para seguir argumentando que Aznar hace una política de centro.

- J.C.M.: Para mí está claro que Aznar ha impulsado una política de centro reformista durante estos años de su Gobierno. En el tema de la Ley de Extranjería ha sucumbido a las presiones de los elementos más conservadores del Gabinete, como lo es Mayor Oreja, que es un hombre autoritario, un hombre del Norte, insensible a los problemas del Sur. Y, bueno, un gobernante siempre tiene la tendencia a pensar que se consolida más cediendo a las presiones de los servicios de inteligencia que a las presiones exteriores. Yo tengo claro que la primera tentación que va a tener Aznar es intentar gobernar sin nosotros, sin los vascos, sólo apoyado por CiU. La cuestión está en saber cuánto durará eso. Pero le diré que a mi me preocupa mucho más que el conflicto en el que coexisten la derecha moderna que representa Aznar y la otra se decante, cuando Aznar deje el Gobierno, hacia la más reaccionaria, y me preocupa que Aznar, Rato, Arenas sean sustituidos entonces por los Zaplana, los Ruiz-Gallardón, esa gente.

- M.A.I.: De momento, usted ha salvado la cara. Frente al PP, que ya ha decidido eso de "pelillos a la mar", y frente a su partido, y sus propias bases, que no le han permitido complacer a Aznar.

- J.C.M.: Bueno, eso de que mi partido no me hubiera permitido apoyar a José María Aznar. Yo creo que sí me lo hubieran permitido, porque ya me han permitido muchas cosas. Yo tengo la autoridad, política y moral, suficiente como para que me lo permitan casi todo, se lo aseguro. Lo que quizá se ignora en Madrid es que en Canarias la mayoría de la gente, más de un 60 por ciento, es partidaria de una Ley de Extranjería dura, y el resto, de una ley más abierta. Electoralmente, a nosotros nos hubiera venido mejor apoyar la ley del PP, pero no lo hemos hecho por convicciones ideológicas, y no se me sonría cuando digo esto.

HICE LO QUE ME HA DADO LA SANTA

- M.A.I.: Estuvieron a punto de estallar las tensiones en CC. Parece que hay algunos que están hasta las narices de su tendencia a ir por libre.

- J.C.M.: Pero, ¡si me han hecho hace poco un homenaje que me ha provocado hasta vergüenza! Yo soy un personaje lleno de defectos, pero también con algunas virtudes. Yo he hecho siempre lo que me ha hecho la santa..., lo que me ha salido de... mis ganas. ¡Siempre! En todos los partidos en los que he estado. Lo que creía que había que hacer, lo he hecho, a pesar de que he pasado por momentos muy difíciles en mi vida política, y personal. Eso produce irritación, lo comprendo, porque ese tipo de personaje, como el que soy yo, es incómodo. Es cierto que he cometido muchos errores, pero también es verdad que llevo unos cuantos años acertando en la política que hago para Canarias.

- M.A.I.: O sea, que en su partido le aguantan porque le necesitan.

- J.C.M.: Sí, sí. Me aguantan porque me necesitan. Yo no soy simpático, soy más bien antipático. En mi partido, casi todo el mundo estaba en contra del Pacto con el PP hace cuatro años, cuando yo lo propuse. Temían que nos manipulara el PP en Canarias. Pero ganamos las elecciones. ¡Si llegamos a perder yo acabo en el exilio en Pontevedra! ¿Sabe usted por qué me puedo permitir el lujo de hacer apuestas fuertes en la política? Porque siempre estoy preparado para irme. Ya tengo preparado un proyecto para una Fundación que...

- M.A.I.: Debo suponer que las acusaciones de divismo que le lanzan desde algunos sectores de la Coalición las atribuirá a la frustración de quienes querrían sustituirle, ¿no?

- C.C.M.: Sí, sí, eso es así. Me acusan de divo quienes querrían sustituirme. Mire, las islas, sobre todo cuando están alejadas, producen un fenómeno que es precisamente eso, el aislamiento. Y el aislamiento produce miopía, y la miopía, mezquindad, y de la mezquindad viene la envidia. De esta tierra se fue Galdós quitándose el polvo de los zapatos. Y Kraus se quiso morir en Madrid y no aquí, en su tierra canaria, y no quiso volver. Yo, esa experiencia, la he vivido hasta hace dos años, pero durante más de treinta que he dedicado a la lucha por mi tierra he tenido que soportar el mayor de los desprecios, porque no hay nada que la gente desprecie tanto como el fracaso. Y ahora resulta que, desde hace dos años, no paran de hacerme homenajes. Y he pasado de ser un perdedor a que mucha gente me considere un líder histórico de esta sociedad. En el último homenaje estaban todos, incluso los dirigentes de mi partido que me critican y me acusan de divismo. Yo lo único que he hecho es hacer de espejo para que los canarios se vieran, porque hasta ahora no se veían, porque ésta es una tierra enormemente mezquina y envidiosa. Incluyendo a gente de mi propio partido que ahora se deshace en elogios desmedidos.

(El Pais, 9 de enero de 2000. María Antonia Iglesias)

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Buscar noticia

Buscar en la Gofiosfera

septiembre 2013

lun. mar. mié. jue. vie. sáb. dom.
            1
2 3 4 5 6 7 8
9 10 11 12 13 14 15
16 17 18 19 20 21 22
23 24 25 26 27 28 29
30            

Corrupción en Icod

Icod dice no

  • Recogida de firmas contra la privatización del agua en Icod de los Vinos (30 de enero de 2010)
  • Icod gritó no. Vídeo manifestación contra el anillo insular (12 de julio de 2008)

Audios

Archivos sonoros

Anillo insular Monográfico

Plataforma Icodense por Nuevas Alternativas al Anillo Insular

Canarias Insurgente en Flickr

Canarias Insurgente en Flickr

Enlázanos

  • Canarias Insurgente

Fotos 14M Manifestación

14M - Manifestación contra el Puerto de Granadilla

Últimas entradas

Últimos artículos de opinión

Años anteriores

Artículos de opinión

Publicar

1931 - 2012

  • Por la III República

1º de Mayo

  • 1º de Mayo

Campaña

  • Libertad de expresión

Telecentro

Telecentro

Corrupción en Canarias

  • Corrupción en Canarias

Crimen de Granadilla

  • ¡No al Puerto de Granadilla!

Cubainformación

  • Cubainformación.tv

Iniciativa Icodense

Inmigración

  • Monográfico inmigración

Periódico Diagonal

  • Periódico Diagonal

Programas libres

Radio Pimienta

  • Radio pimienta

Reflexiones

  • Fidel Castro Ruz (Reflexiones)

Riquel

  • Riquel (Icod de los Vinos)

Salvemos Tindaya

  • !Salvemos Tindaya¡

Solidaridad

  • No a la ocupación de Iraq

Textos republicanos

  • Textos, manifiestos republicanos...

Redes sociales

  • Canarias Insurgente en facebook

Suscribir

  • Suscribir con FeedBurner
  • Add My Yahoo
  • Add to Google