El legado de los yacimientos