La futura sede de IUC amanece con un grafiti nazi